Abril-Junio 2017 70
ISSN 1317-987X
 
Buscar




Artículos
 




Efectos de la anticoncepción hormonal con etinilestradiol/drospirenona y de un dispositivo intrauterino sobre las medidas antropométricas en mujeres en edad reproductiva

Introducción

Los avances en anticoncepción hormonal han posibilitado individualizar los deseos y necesidades de las pacientes a fin de disminuir la tasa de embarazos no deseados(1). Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 60 millones de mujeres en el mundo utilizan anticonceptivos hormonales(2); sin embargo, han aparecido un gran número de informes sobre efectos beneficiosos o adversos que, bien o mal, se han imputado al uso de los contraceptivos hormonales(3).

El aumento de peso a menudo se considera un efecto secundario de los anticonceptivos orales (ACO) combinados y muchas mujeres como también médicos creen que existe tal asociación, lo cual limitaría el uso de un contraceptivo sumamente eficaz, puesto que puede impedir su inicio o causar la interrupción de forma temprana(4). Entre las estadounidenses la percepción de ganancia de peso es la razón más común para suspender los ACO, superando las molestias debido a náuseas, cefalea o anormalidades menstruales; aunque no se ha encontrado una asociación entre su uso y la ganancia de peso o el incremento de la grasa corporal(5). Asimismo, una encuesta canadiense reveló de 68% de las usuarias habían recibido asesoramiento de su médico sobre el aumento de peso y la pastilla(6); mientras que un estudio francés revelo que el 30% de las participantes alegaban haber aumentado de peso debido al uso del ACO(7).

Aunque no ha sido establecida una relación causal, se han formulado hipótesis sobre diversos mecanismos por los cuales los ACO combinados podrían causar un incremento en el peso corporal, como sería el aumento de uno o más factores: retención de líquido, masa muscular y depósitos de grasa. La retención de líquido podría ser inducida por la actividad mineralocorticoide que se produce cuando el etinil estradiol (EE) se introduce en el sistema renina-angiotensina-aldosterona; de igual forma, el estrógeno se ha asociado con un aumento de la grasa subcutánea, especialmente en mamas, caderas y muslos. Las propiedades anabólicas de los ACO podrían dar lugar a una mayor ingesta de alimentos mediante un efecto fisiológico sobre la saciedad y el apetito; mientras que los andrógenos pueden estimular la retención de nitrógeno y aumentar la masa muscular, aunque es poco probable que los ACO causen tal aumento de peso(4).

No obstante, el impacto de la aplicación de estos preparados contraceptivos sobre el peso corporal es multietiológico, pues estaría sujeto a una gran variabilidad individual, en dependencia de la sensibilidad de la usuaria al EE; a lo cual debería añadirse el factor edad, dado que en muchas ocasiones son mujeres jóvenes que aún ostentan un potencial de crecimiento, mas la acción androgénica del gestágeno y su posible influencia en el tejido muscular y adiposo(3).

Al respecto, se han introducido nuevos progestágenos con mejor perfil de efectos secundarios y beneficios adicionales, surgiendo una cuarta generación de ACO compuesta por combinaciones de estrógenos y Drospírenona (DRSP); un análogo de la espironolactona, con efecto antiandrogénico y natriurético que le permite contrarrestar los efectos de retención de sal y agua de los estrógenos, evitando la ganancia de peso, efecto colateral que es causa frecuente de abandono del método (3,8–12). Esta progestina puede utilizarse con seguridad y eficacia no solo en anticoncepción sino también en una amplia gama de condiciones clínicas tales como el síndrome de ovario poliquístico, hiperandrogenismo, acné, síndrome premenstrual, trastorno disfórico y como tratamiento para los síntomas relacionados con la menopausia y sus complicaciones(8,12).

Sin embargo, no debe administrase a pacientes con insuficiencia renal, disfunción hepática o insuficiencia suprarrenal y debe tenerse precaución en mujeres que estén en tratamiento con inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, antagonistas del receptor de angiotensina II, antiinflamatorios no esteroides, diuréticos ahorradores de potasio, heparina y otros medicamentos que puedan incrementar las concentraciones de este mineral(13).

La combinación de EE/DRSP está disponible tanto en formulación monofásica de 30mcg/3mg (21/7 píldoras) como de 20mcg/3mg (24/4 píldoras) (11,14). Esta combinación presenta un índice de Pearl ajustado de 0,09 y ha demostrado que ejerce un efecto positivo, sobre el control del ciclo y la hemorragia por deprivación, reduciendo tanto su duración, como su cantidad, en comparación con la menstruación normal (3,15,16).

Se ha reportado un efecto positivo con la combinación EE/DRSP sobre diversas variables antropométricas, puesto que previene el aumento de peso, mejorando tanto el ICC como el IMC(17); a diferencia de otros contraceptivos como el acetato de medroxiprogesterona el cual ha sido relacionado con aumento de peso (18-20). Ante estas controversias, surgió el propósito de evaluar los efectos de la anticoncepción combinada con EE/DRSP sobre las mediciones antropométricas en mujeres en edad reproductiva atendidas en la consulta de planificación familiar de la Maternidad “Dr. Armando Castillo Plaza”, en Maracaibo, Venezuela.


Continua: Métodos

Efectos de la anticoncepción hormonal con etinilestradiol/drospirenona y de un dispositivo intrauterino sobre las medidas antropométricas en mujeres en edad reproductiva
Introducción
Métodos
Resultados
Discusión
Referencias

NOTA: Toda la información que se brinda en este artículo es de carácter investigativo y con fines académicos y de actualización para estudiantes y profesionales de la salud. En ningún caso es de carácter general ni sustituye el asesoramiento de un médico. Ante cualquier duda que pueda tener sobre su estado de salud, consulte con su médico o especialista.





Instituto de Medicina Tropical - Facultad de Medicina - Universidad Central de Venezuela.
Elaborado por el Centro de Análisis de Imágenes Biomédicas Computarizadas CAIBCO,
caibco@ucv.ve
Este portal ha sido desarrollado gracias al apoyo del Fonacit