Octubre-Diciembre 2017 72
ISSN 1317-987X
 
Buscar




Artículos
 



Pediatría
Niveles de prohepcidina sérica y estado nutricional del hierro en niños con síntomas gástricos asociados a infección con Helicobacter pylori.

Resultados

Los 20 niños estudiados tenían edades que variaron entre 5 y 13 años con una edad promedio de 7,8 ± 3,4 años y de los cuales 9 eran del sexo femenino y 11 del sexo masculino.

Los resultados de las biopsias obtenidas durante el estudio endoscópico indicaron que todos eran H. pylori positivos, la mayoría de colonización antral con infiltrado inflamatorio, presencia de linfocitos y neutrófilos, con signos de duodenitis y/o gastritis moderada o severa.

La Figura 1 muestra que en los niños estudiados, el valor de la mediana de % DOB (% Delta Over Base) obtenido de la prueba de aire espirado antes del tratamiento fue de 30.11%. Estos valores variaron entre 5 y 177% indicando que todos los niños eran H. pylori positivos. Asimismo, la figura muestra que después de la triple terapia, el % DOB disminuyó a 0,48% y todos los niños tratados tuvieron valores menores a 3,5% que es el punto de corte para esta prueba.

Figura 1. Niveles séricos de prohepcidina y % DOB1 en 20 niños con síntomas de gastritis asignable a infección con H. pylori antes y después de erradicar la bacteria con la terapia triple2. Las barras muestran las medianas. * Medianas significativamente diferentes al 5%. 1. % DOB mayor a 3.5% indican infección por H. pylori de acuerdo a la prueba del aire espirado. 2. Esomeprazol, Amoxicilina y Claritromicina. Los valores identificados como antes corresponden a los resultados obtenidos ANTES de la erradicación de la bacteria y los identificados como DESPUES son resultados obtenidos 60 días después de la erradicación del H. pylori.

La Figura 1 también muestra que en los niños estudiados los valores séricos de prohepcidina estaban elevados con respecto a los valores considerados normales (92,2 ng/ml) y que no hubo diferencias significativas entre los valores obtenidos antes y después de 60 días de la erradicación del H. pylori.

La Tabla 1 muestra que en los niños estudiados ni las medianas de hemoglobina o del hematocrito determinados en sangre completa estuvieron por debajo de los límites establecidos para diagnosticar anemia. Sin embargo, la Tabla 1 también muestra que la ferritina que es un indicador de los depósitos de hierro estuvo muy por debajo de lo normal, tanto antes como después de la erradicación de la bacteria.

Tabla 1. Indicadores del estado del hierro, Proteína C Reactiva (PCR) y contaje de leucocitos en 20 niños con síntomas de gastritis asignable a infección con H. pylori antes y después de erradicar la bacteria con la terapia triple.

Variable

Antes 1

Después 1

Mediana (p25-p75)

Mediana (p25-p75)

Hemoglobina (g/dl)

12,9 (12,5 – 13,6)

13,1 (12,3 -13,4)

Hematocrito (%)

41 (38,5-42,5)

39,5(37,5-41,0)

Ferritina (µg/L)

8,7 (5,0 – 13,2)

6,8 (4,6 - 12,6)

RsTf (mg/L)

3,2 (2,4 – 4,2)

3,8 (3,0 – 4,4)

RsTf/log Ferritina

4,0 (2,39- 4,9)

4,5 (3,5 - 4,42)

PCR (mg/L)

2,4 (2,0-3,3)

2,8 (1,9-3,3)

Leucocitos/mm3

6,9 (5,95-9,2)

7,0 (6,125-10,175)

N

20

20

1. No hubo diferencias significativas entre las medianas determinadas antes o después de la erradicación de H.pylori al 5%. Puntos de corte: Hemoglobina y Hematocrito: 11,5 g/dl y 33% (5-11 años), 12,0 g/dl y 36% (12-14 años). Ferritina: ≥15µg/L (29). RsTf: <2,3 mg/L de acuerdo con el Kit utilizado (21). RsTf/log Ferritina: 1,96 calculado de RsTf normal (2,3mg/L) y Log ferritina normal (15µg/L). PCR: 1-10 mg/L define niveles moderados de inflamación (28). Leucocitos: 5,5-12 mil/mm3 (30).

La Tabla 1 también muestra que los receptores solubles de transferrina y la relación entre estos receptores y el logaritmo de la ferritina en los niños estudiados estuvieron por encima de lo normal antes y después de la erradicación de la bacteria. Esta combinación de indicadores del estado del hierro, señala que los niños estudiados presentaban una deficiencia de hierro pero aún no tenían signos de una anemia ferropénica.

Asimismo, la Tabla 1 muestra que los niveles séricos de la proteína C reactiva (PCR) estaban moderadamente elevados en los niños infectados con H. pylori y que esta condición se mantuvo después de la erradicación de la bacteria. La Tabla 1 muestra además que el contaje de glóbulos blancos de los niños estudiados estuvo dentro de los límites normales tanto antes como después de la erradicación del H. pylori.

La Tabla 2 describe la prevalencia de anemia y deficiencia de hierro en el grupo de niños estudiados. La tabla muestra el número y el porcentaje de niños con y sin anemia, de acuerdo con sus valores de hemoglobina o hematocrito o de deficiencia de hierro medida por tres métodos diferentes. Se observa que ninguno de los niños mostró valores de hemoglobina o hematocrito por debajo de los rangos establecidos como normales, señalando que en este grupo, la infección por H. pylori no produjo anemia. En contraste, entre un 75-90% de los 20 niños mostraron valores de deficiencia de hierro durante la infección con H. pylori y también 60 días después de su erradicación, ya que con ninguno de los métodos utilizados para diagnosticar deficiencia de hierro se detectaron diferencias significativas entre los valores medidos antes y después de los 60 días de la erradicación, utilizando el método estadístico de Fisher. Así, generalizando estos hallazgos, se puede señalar que en este estudio, H. pylori no produjo anemia pero estuvo asociada con un estado severo de deficiencia de hierro que no se corrigió al erradicar la bacteria.

Tabla 2. Número y % de niños anémicos o deficientes en hierro dentro del grupo de los 20 niños estudiados, que presentaban síntomas de gastritis asignable a infección con H. pylori antes y después de 60 días de erradicar la bacteria con la terapia triple.

Estado de Hierro

Antes1

Después1

Anemia (Según Hemoglobina)

No anémicos

N, (%)

20 (100%)

20(100%)

Anémico

N, (%)

0 (0%)

0(0%)

Anemia (Según Hematocrito)

No anémicos

N, (%)

20 (100%)

20(100%)

Anémico

N, (%)

0 (0%)

0(0%)

Deficiencia de hierro según Ferritina

No deficientes

N, (%)

5 (25%)

4(20%)

Deficientes

N, (%)

15(75%)

16(80%)

Deficiencia de hierro según RsTf >2,3

No deficientes

N, (%)

5 (25%)

2(10%)

Deficientes

N, (%)

15 (75%)

18(90%)

Deficiencia de hierro según Algoritmo

No deficientes

N, (%)

3 (15%)

2(10%)

Deficientes

N, (%)

17 (85%)

18(90%)


1. No se detectaron diferencias significativas entre los valores obtenidos antes y después de los 60 días de la erradicación de la bacteria, utilizando el método estadístico de Fisher al 5%.

La Figura 2 muestra los valores individuales de prohepcidina sérica medidos durante la infección con H. pylori y 60 días después de erradicarla utilizando la terapia triple. La Figura 2 muestra que la erradicación de la bacteria no produjo cambios importantes en los niveles séricos de prohepcidina. En algunos casos los niveles disminuyeron, en otros aumentaron y en la mayoría se mantuvieron iguales. Algo que vale la pena resaltar es que en ninguno de los niños estudiados los valores de prohepcidina sérica fueron iguales o menores de los señalados como normales por el Kit utilizado para determinar prohepcidina (104,5 ng/ml).

Figura 2. Niveles séricos de prohepcidina en cada uno de los 20 niños con síntomas de gastritis asignable a infección con H. pylori antes y después de erradicar la bacteria con la terapia triple. Las líneas representan el cambio en los valores séricos de prohepcidina como resultado de erradicar H. pylori utilizando la terapia triple. Los valores designados como ANTES representan los niveles de prohepcidina durante la infección y los designados como DESPUES representan los valores obtenidos 60 días después de la erradicación de la bacteria.




Continua: Discusión

Niveles de prohepcidina sérica y estado nutricional del hierro en niños con síntomas gástricos asociados a infección con Helicobacter pylori.
Introducción
Materiales y métodos
Resultados
Discusión
Referencias

NOTA: Toda la información que se brinda en este artículo es de carácter investigativo y con fines académicos y de actualización para estudiantes y profesionales de la salud. En ningún caso es de carácter general ni sustituye el asesoramiento de un médico. Ante cualquier duda que pueda tener sobre su estado de salud, consulte con su médico o especialista.





Instituto de Medicina Tropical - Facultad de Medicina - Universidad Central de Venezuela.
Elaborado por el Centro de Análisis de Imágenes Biomédicas Computarizadas CAIBCO,
caibco@ucv.ve
Este portal ha sido desarrollado gracias al apoyo del Fonacit