Edición especial COVID-19 Abril-Diciembre 2020 82
ISSN 1317-987X
 
Buscar




Medicina&Arte
 



Jesús Sevillano
Cantante de nacimieto y médico por vocación

Un revolucionario conservador

Este artista de nacimiento, médico por vocación y hombre de izquierda, no duda en enarbolar una bandera conservadora cuando se trata de defender lo que él ha llamado "lo nuestro", en otras palabras las tradiciones y el acervo cultural venezolano

Dentro de un contexto mundial globalizado, donde la irrupción de tecnologías de información y comunicación parecen desdibujar las fronteras entre una cultura y otra, en el que los pobladores del orbe parecen asistir a una función "homogeneizada" del mundo mostrada a través de las pantallas, bien vale la pena preguntarse donde queda "lo autóctono", "lo propio", en todo este escenario.

Ante la anterior interrogante Sevillano reflexiona al tiempo que responde: "Yo tenía un amigo que decía que uno va a ser verdaderamente libre cuando no existan las llaves, ni los pasaportes. Y el poeta César Vallejo decía que el hombre será feliz cuando todos nos levantemos desayunados.

"¿Qué significan todas estas cosasí Que evidentemente la cuestión social y sobretodo la cuestión política ponen fronteras, ponen fronteras limítrofes ante las naciones, ponen fronteras en las costumbres, ponen fronteras en la cuestión política y en lo social pero el hombre le dedica tiempo a ser libre. Ningún paso, ninguna regla limítrofe va a hacer que el hombre se diferencie el que está de un lado del que está del otro lado, y dentro del mismo país las costumbres.

"Evidentemente los zulianos no son iguales a los margariteños, ni a los andinos, ni a los costeños, pero en realidad todos somos venezolanos, cada uno tiene su propia forma de ser, según la topografía y las costumbres de cada una de esas regiones.

"Con el internet y todas esas maravillas que hay en comunicaciones, esas fronteras espirituales se van agrandando, nunca se pierden, entonces nosotros nos sentimos más identificados".

Expresa que a través de la música se agrandan las comunidades culturales: "antes no se oía tanta música, el venezolano de antaño sólo oía la música nuestra porque no teníamos como oír otras cosas, pero a medida que fueron surgiendo los medios de comunicación: la radio, la TV y el cine nos venimos dando cuenta de que lo nuestro es una sola cosa.

"Entonces yo me refiero a que nosotros vamos diciendo, por ejemplo yo que soy de Caracas: lo nuestro es lo de Caracas, lo nuestro es lo de Margarita, Zulia, después decimos lo nuestro es lo venezolano; ya estamos aprendiendo a decir lo nuestro es latinoamericano, pronto se dirá, ojalá pronto se diga no solamente Latinoamérica, sino también Centroamérica, Norteamérica juntas y después, prácticamente esto es una utopía, llegará el momento en que se dirá lo nuestro es el Mundo entero y cuando eso se logre ya será una maravilla.

"Espero que eso se diga cuando estemos realmente unidos, pensemos igual, no igualitariamente sino igual y eso nos haga ser más felices, más unidos, más colaboradores, más artistas, mejor en todo lo que uno se proponga hacer, con una cultura más generalizada, con una educación más provechosa" ?expresa.

En cuanto al papel de los media en las sociedades contemporáneas afirma: "Todos estos medios son maravillosos y hacen que nos comuniquemos y hacen que el hombre obtenga un mayor conocimiento de lo que es la vida desde un punto de vista cultural educativo social político, técnico, etc.

"Pero íadvierte- a la vez hay que tener cuidado porque así como hacen cosas maravillosas si el hombre lo permite, también el hombre sobre todo por su excesivo materialismo se convierte en un tecnista y se olvida de que existe lo espiritual, y tecnista al fin no busca sino lo comercial, el lucro, el dinero, y esto conlleva a que el hombre deje de ser espiritual, deje de pensar, y entonces las ciencias sociales, las humanidades se rebajan para darle paso a todo lo que es técnica, a todo lo que es 'productivo' y que en realidad viene a ser comercial y entonces nos creamos problemas como el no saber utilizar la televisión.

"La televisión debería ser el medio educativo por antonomasia y resulta que al menos en nuestros países se convierte en la cosa más degenerada, la cosa más sucia, porque la televisión con ligerísimas excepciones hace cosas buenas, lo otro es algo degradante no solamente para el espíritu sino también para la sociedad. Ayer me decía un compañero que cuando uno quiere oír música venezolana tiene que prender la radio a las tres de la mañana que es cuando la ponen" íapunta.

Diagnosticando el nivel cultural del venezolano

Luego de la reflexión en torno al significado de la explosión mediática en las sociedades contemporáneas y la vigencia de "lo nuestro" en el nuevo escenario mundial. Una vez satanizados los media por su uso inapropiado tanto desde las esferas de producción como desde las de consumo, la periodista pregunta al artista y médico ¿Cómo evalúa usted el nivel cultural del venezolano? Inmediatamente el galeno emite su diagnóstico:

"Desgraciadamente tengo que decir que es bajo, muy bajo, porque hay una pérdida de valores y la gente piensa que las tradiciones no son necesarias. La gente piensa, especialmente ahora con todos los grandes avances mundiales, que uno no necesita tener una visión propia sino que tiene que ser lo que esté fuera, los niños nuestros saben más de la música que se hace fuera, hablándolo con nombre y apellido saben más quienes son los rockeros del mundo que hacen una música más actual. Pero junto con esa música nueva han traído la droga, además de una degeneración sexual, han traído esa cuestión de no importarle nada en la vida.

"Ahí tú ves como yo me enteré ayer por la prensa, como dicen que este señor que mataron de Los Beatles, John Lennon, un héroe mundial, porque hacía una música que representa más o menos la angustia que se vive actualmente, bueno este señor confesaba que eran tantas las presiones y tanta la angustia, que él y su mujer una japonesa llamada Yoko Ono encontraron algo como soportar esa presión tan fuerte, y ese algo era la heroína...

Luego de una mínima pausa se pregunta con evidente indignación: "¿eso puede ser un ejemplo para la humanidad? ¿eso puede ser un ejemplo para la juventud?" Inmediatamente responde: "Eso no es correcto".

Agrega Sevillano: "Mira en esos años sesenta y a veces dudamos que fueran maravillosos o no, porque hubo el ?Mayo Francés?, los estudiantes políticos, hubo todas esas cuestiones, y surgieron una serie de cosas, surgieron 'Los Beatles'. Bueno pero en Venezuela surgió el 'Quinteto Contrapunto' y desde el punto de vista musical yo quiero saber que es mejor si esos señores o nosotros.

"Desde el punto de vista musical Contrapunto fue verdaderamente un hito en la música nuestra, porque fue el único que logró que se uniera la música académica con la música popular que es una música hermosísima, desgraciadamente su creador Rafael Suárez murió muy joven, a los 41 años, en el año 71, y fíjate que todavía su obra persiste.

"Yo ahora lo he refundado y queremos seguir dando conciertos lo que pasa es que es tanta la avalancha de cuestiones extranjeras, y no es que yo sea xenófobo, sino que son tantas las cosas que vienen de afuera, es tanto el dinero que hay que sigue la lucha entre el pequeño David y el gigante Goliat.

"La muestra está en que cuando nosotros nos presentamos sobre todo con la gente joven que nos escucha, se vuelven locos oyendo música en su idioma y que además les pertenece. Pero eso algo que la prensa no se ocupa, la televisión no se ocupa, la radio no se ocupa" ?puntualiza.

También en busca de diagnóstico, el síntoma de la saturación del mercado por productos de baja calidad aparece en la conversación con el especialista, quien no vacila en afirmar que el mercado hace una propaganda "horrible" para que la gente compre lo fácil, lo barato.

"Por eso es que las telenovelas con ligeras excepciones no sirven para nada, porque las hacen para vender lo más barato, lo más degenerado, lo más sucio que pueda tener el 'intelecto' humano, creyendo que los borregos que oyen eso no son seres humanos que tienen derecho a recibir cosas buenas, pero eso lo apoyan, quienes les dan dinero para hacer la promoción, porque como es barato y es masificado entonces es muy fácil vender cualquier producto.

"Entonces nos meten esos productos y se pagan dinerales que pudieran emplearse en tener mejores hospitales, mejor alimentación, en mejor educación, en cultura para el pueblo, pero nada de eso existe.

"Ahí está el concierto que yo di con el maestro Alirio Díaz en el Aula Magna, que fue para que los estudiantes y el pueblo tuvieran la oportunidad de vernos, un concierto de alta calidad sin cobrar, y el día que tengamos que cobrar porque no tenemos dinero con que hacerlo cobraremos lo menos posible.

Concluye: "tenemos que tratar de darle algo al pueblo, a los estudiantes, a la comunidad universitaria. Pero darle cosas de verdadero valor para que sepan distinguir lo que vale la pena y lo que no vale la pena, porque ese el proceso (...) nosotros somos los que tenemos menos dinero. Tenemos muchas más condiciones, pero no tenemos dinero para promocionar como si se promocionan esas cosas baratas del mercado".

...La despedida

Estas han sido sus ideas en cuanto al papel que juegan nuestras tradiciones y manifestaciones artísticas, en un escenario mundial signado por la explosión mediática, además de su pensamiento en cuanto al nivel cultural del venezolano. Estas reflexiones, sin duda alguna, presentan la interioridad y las inquietudes de un personaje que ha conjugado el arte y la ciencia en su quehacer diario, poniendo en evidencia como interpreta estos tiempos y qué postura asume ante la realidad que lo rodea.

Ha sido nuestro personaje de la tercera edición de Vitae. Academia Biomédica Digital, el doctor Jesús Sevillano, médico, cantante, investigador quien ha dedicado su trayectoria artística al rescate del patrimonio cultural venezolano.

En la entrevista que se le realizara con motivo de este trabajo concluye expresando afirmaciones que definen sus valores, gustos y antipatías, al tiempo que la periodista guarda sus instrumentos de trabajo y se levanta del asiento de manera casi sincronizada con el interlocutor:

(...) "Considero que uno de los graves problemas nuestros, que se deben sobre todo a esta crisis que hay y a esta avalancha de cosas nuevas, es que se está perdiendo algo sumamente hermoso como es la familia. Yo considero que la familia es primordial.

(...) "No me gustan las mafias, no me gustan esas cuestiones que hay ahora donde por la avidez del dinero siempre hay cosas que van en contra de lo que puede ser bueno para la mayor cantidad de personas".

Finalmente se define como un católico de izquierda, partiendo de que es un hombre profundamente cristiano y de que Cristo ha sido uno de los revolucionarios más grandes que ha tenido la humanidad, por eso le molesta la gente que se da golpes de pecho en la iglesia y que en el menor descuido le meten una puñalada al prójimo.

Con la aproximación de los interlocutores hacia la salida del Despacho de Cultura de la Universidad Central de Venezuela y la típica pregunta que hacen los entrevistados: ¿cuándo sale ese trabajo? la conversación ha terminado.

Arte y ciencia para formar el espíritu
Praxis médica
El arte... El canto: entre lo académico y lo popular
Un revolucionario conservador

NOTA: Toda la información que se brinda en este artículo es de carácter investigativo y con fines académicos y de actualización para estudiantes y profesionales de la salud. En ningún caso es de carácter general ni sustituye el asesoramiento de un médico. Ante cualquier duda que pueda tener sobre su estado de salud, consulte con su médico o especialista.





Instituto de Medicina Tropical - Facultad de Medicina - Universidad Central de Venezuela.
Elaborado por el Centro de Análisis de Imágenes Biomédicas Computarizadas CAIBCO,
caibco@ucv.ve
Este portal ha sido desarrollado gracias al apoyo del Fonacit