Abril-Junio 2021 86
ISSN 1317-987X
 
Buscar




Artículos
 



Cirugía de cabeza y cuello
Linfadenectomías axilares e inguinales

Introducción

Las cuencas ganglionares de interés clínico en las extremidades son dos, la axilar y la inguinal. Representan los sitios frecuentes de asiento de metástasis linfáticas provenientes de neoplasias malignas ubicadas en los miembros y el tronco. Los otros grupos de ganglios linfáticos no suelen participar en la difusión linfática de las metástasis de los tumores. Las regiones epitroclear y poplítea no permiten estandarizar una disección quirúrgica en ellas (1).Aunque el cáncer de mama es el tumor más común con capacidad de diseminación a la región axilar, algunas neoplasias cutáneas como el melanoma, el carcinoma escamoso y los tumores neuroendocrinos, entre otros, también se encuentran entre las variedades histológicas con extensión linfática a las regiones descritas (2). Algunos tumores de partes blandas pueden originarse en los tejidos de las porciones superiores de las extremidades y comprometer por contigüidad los grupos ganglionares (3). La linfadenectomía es parte integral de los procedimientos en cirugía oncológica (4). La disección axilar e inguinal contempla la extirpación de los ganglios linfáticos y del tejido linfático asociado con el recorrido de los vasos axilares o femorales, respectivamente (1).

Se define a la disección terapéutica como aquella indicada ante la presencia de adenopatías clínicamente evidentes. La extirpación quirúrgica es el método de elección para el control de las metástasis regionales de los tumores cutáneos y de la vía aéreodigestiva. La remoción completa de las adenopatías con extensos depósitos tumorales protege de la consiguiente morbilidad que le acompaña. Evita la ulceración, la sobreinfección, las hemorragias, el dolor y las alteraciones funcionales en las regiones comprometidas. Sin embargo, es controversial el impacto del procedimiento en la sobrevida (5-7).

Cuando el riesgo de presentar metástasis microscópicas es mayor del 15% en pacientes sin ganglios palpables, se considera la realización de linfadenectomías electivas con el objetivo de determinar de manera apropiada el pronóstico del paciente (8). El estado de los ganglios linfáticos en varios tipos de tumores representa uno de los principales indicadores de supervivencia del paciente (9).El objetivo del presente trabajo es evaluar a los pacientes sometidos a linfadenectomía axilar o inguinal como parte de su tratamiento quirúrgico por la presencia de una neoplasia maligna en el territorio de drenaje linfático de la cuenca ganglionar respectiva.
Linfadenectomías axilares e inguinales
Introducción
Pacientes y métodos
Resultados
Discusión y conclusiones
Referencias bibliográficas

NOTA: Toda la información que se brinda en este artículo es de carácter investigativo y con fines académicos y de actualización para estudiantes y profesionales de la salud. En ningún caso es de carácter general ni sustituye el asesoramiento de un médico. Ante cualquier duda que pueda tener sobre su estado de salud, consulte con su médico o especialista.





Instituto de Medicina Tropical - Facultad de Medicina - Universidad Central de Venezuela.
Elaborado por el Centro de Análisis de Imágenes Biomédicas Computarizadas CAIBCO,
caibco@ucv.ve
Este portal ha sido desarrollado gracias al apoyo del Fonacit